China Anfitriona de los Juegos Olímpicos 2022

Últimamente, se cuestiona demasiado sobre la elección de China Anfitriona de los Juegos Olímpicos, esto a causa del COVID-19 y la situación que los países están pasando a causa de esta. Deportes de contacto, o aquellos más enfocados a alguna herramienta en su desarrollo, la realidad es que sin importar la base o el estilo, los deportes se reconocen y viven a nivel mundial. Deportes de contacto, o aquellos más enfocados a alguna herramienta en su desarrollo, la realidad es que sin importar la base o el estilo, los deportes se reconocen y viven a nivel mundial. 

¿Por qué se eligió a China Anfitriona de los Juegos Olímpicos?

eventos deportivos china 2

El evento más grande en el mundo de los deportes, nace de una antiquísima tradición griega, en la cual se glorificaba a los Dioses de la antigüedad y se daba honor a los mayores exponentes de cada disciplina. El día de hoy, a más de dos milenios de su origen, los Juegos Olímpicos modernos se preparan para la edición XXIV de su modalidad de invierno, siendo China una vez más la encargada de organizar el evento. El día de hoy queridos lectores, veamos un poco más de cerca el origen de esta tradición antiquísima, y el por qué China ha sido escogido nuevamente como la sede de esta edición de los Juegos Olímpicos de invierno.

Un Evento de los Dioses

Un Evento de los Dioses

Si bien los Juegos Olímpicos modernos llevan un poco más de un siglo con nosotros, siendo llevada la primera edición de estos en 1896, los orígenes de este evento nos llevan a una de las culturas más importantes de la historia humana, los griegos. De forma similar a los Juegos Olímpicos modernos, pero a una escala mucho menor, la versión antigua del evento enfrentaba a atletas de todas las ciudades de Grecia para demostrar quién era el mejor. Los juegos eran consagrados a los Dioses, particularmente al Dios Zeus, quien reinaba sobre Dioses y mortales. En el lado humano, a los ganadores se les otorgaba fama alrededor de toda Grecia, además de una corona de laurel, la cual estaba ligada al Dios Apolo como planta sagrada y símbolo de gloria, poder y victoria.

Mitos Populares

Existen muchas historias ligadas a las deidades griegas en los Juegos Olímpicos, la gran mayoría enfocadas en mostrar las capacidades humanas frente al poderío divino, o un enfrentamiento entre distintas deidades para demostrar su capacidad y satisfacer su legendario ego. Una de las historias que se popularizó en tiempos recientes gracias a YouTube, es la de una legendaria carrera y apuestas de deportes, utilizada para representar el triunfo de la luz sobre cualquier otro ser en velocidad. En ella, participaban tres deidades, Hermes el mensajero de los Dioses Olímpicos, Iris la personificación del arco iris y la mensajera personal de la Diosa Hera, y Apolo, Dios del Sol y la luz, quien dicho sea de paso, había logrado en una ocasión enfrentarse y vencer en combate al Dios Ares, la personificación misma de la guerra. En esta legendaria carrera, los mensajeros divinos se mantuvieron cabeza a cabeza, sin embargo, el Dios de la luz se alzó con la victoria con relativa facilidad, puesto que no existe nada más rápido que la luz.

Juegos Olímpicos de Invierno

Juegos Olimpicos de Invierno

Las Olimpiadas modernas, desde su concepción en 1894 y primera edición dos años después, han sido llevadas a cabo como un camino para que las distintas naciones puedan demostrar la capacidad de sus atletas, logrando demostrar su poderío. Además de esto, una de las razones principales de la existencia de estos juegos, tanto en la época moderna como en la antigüedad, es fomentar la paz entre las distintas ciudades y naciones mediante el deporte y la sana competencia. 

Un Testimonio 

Si bien los valores ejemplificados en las Olimpiadas, y el poderío tecnológico, económico y organizacional de China son razones de peso en cuanto a su elección como sede de esta edición, la razón de más peso radica en un tema mucho más emocional y que toca la fibra de virtualmente todos los humanos. La pandemia del Covid-19, luego de más de dos años de su inicio, sigue confinado a muchas personas a sus hogares, y nuevas variantes del temido virus asoman sus cabezas y ponen en riesgo los atisbos de normalidad que habíamos logrado conseguir.

Evento de los dioses

El hecho de que la sede del evento deportivo más importante de nuestra cultura sea el punto donde se originó este deleznable virus es un testimonio de toda nuestra raza, un punto y aparte de toda esta situación en el cual personas de todos los rincones del mundo se enfrentan a la zona cero y dicen “ya no más, hasta aquí, nosotros somos victoriosos.”

Esta edición de los Juegos Olímpicos es quizás la más significativa en décadas, siendo cada representante un ejemplo del valor humano y la sede el testimonio más grande de nuestro espíritu guerrero.